América Latina volvió a desacelerarse por cuarto año consecutivo (avanzó solo un 0,9% en 2014), muy por debajo de lo esperado a principios de año, y mantiene pobres perspectivas para el presente ejercicio (repuntará apenas dos décimas, hasta el 1,1%). Desde Solchaga Recio & asociados creemos que este enfriamiento, casi generalizado, respondió a una combinación de factores cíclicos y frenos de naturaleza estructural que, en su mayor parte, seguirán presentes este año. Por ello, el balance de riesgos sigue sesgado a la baja, con una probabilidad nada desdeñable de empeoramiento, sobre todo en los países como Argentina, Brasil y Venezuela.

Nuestro informe anual de Perspectivas América Latina 2015 analiza cómo la declinante evolución vino marcada por diversos factores externos, como una recuperación global más débil de lo esperado, la previsión de una política monetaria más restrictiva en EEUU o la fuerte caída de precios en la energía y otras materias primas. Asimismo, los factores domésticos también jugaron un papel relevante en la ralentización. 

Last Publications

Go to top