• El crecimiento trimestral en el 4T15 se mantiene en el 0,8%. Casi todos los rubros se desaceleran, pero ello es compensado por un inesperado frenazo de las importaciones.
  • El crecimiento interanual alcanza el 3,5% con una mayor aportación negativa de la demanda exterior neta de seis décimas. El ritmo de expansión del consumo privado (3,5%) y la inversión (6,4%) se mantiene elevado, y tenderá a suavizarse. Especial preocupación genera el consumo público, con un ascenso del 3,7% que es incompatible con el ajuste fiscal. 
  • Los salarios y beneficios mantienen un tono muy expansivo similar al PIB nominal (4,3%). El intenso crecimiento monetario es una de las mejores noticias de la contabilidad nacional. Además, que la masa salarial crezca más que el empleo implica ganancias nominales de los salarios que, en esta ocasión, también se han registrado en términos reales, debido a que el deflactor continúa creciendo de manera contenida. 
  • La reactivación del empleo prosigue aunque a menor ritmo que el producto. Ello ha traído consigo buenos datos de productividad por ocupado (PPO) y competitividad (CLU), sobre todo en términos reales.
  • Hacia adelante, el ritmo de crecimiento tenderá a suavizarse. Y los riesgos a la baja dominan, sobre todo a cuenta de los riesgos domésticos asociados al improbable inicio de la legislatura y el desafío soberanista en Cataluña. Ello impide excluir escenarios donde la ralentización del crecimiento sea más acusado según avance el ejercicio.
Attachments:
Download this file (Flash PIB al 4T15 (25-feb-16).pdf)Flash PIB al 4T15 (25-feb-16).pdf[ ]106 kB

Last Publications

Go to top