Panorama político

 

El acuerdo de paz no fue refrendado por el pueblo colombiano. La inesperada victoria del NO, por la mínima, catapulta a su principal valedor, el expresidente Uribe, y llena de interrogantes el panorama político del país, así como la situación del presidente Santos. La disposición de las partes a renegociar los acuerdos parece posible a día de hoy, pero es incierto que las FARC acepten las exigencias de los partidarios del NO. Por ello, es difícil calibrar si se ha perdido la oportunidad definitiva de alcanzar la paz. Por otro lado, la crisis política en Venezuela sigue empeorando, al haber confirmado el órgano electoral que no será posible celebrar el referéndum revocatorio (RR) antes del 10-ene-17, lo que de facto blinda al oficialismo al frente del ejecutivo hasta el final de la legislatura en 2019. La estrategia de Maduro de utilizar todos los resortes para atornillarse al poder podría conducir a nuevos estallidos sociales en el país, pero ello no parece ser un problema para el presidente, por lo que las probabilidades de cambio de rumbo son reducidas. Mientras, la crisis del PT brasileño es profunda, luego del impeachment de Rousseff, los pésimos resultados en las municipales el pasado domingo y el incesante goteo de detenciones, que ha alcanzado en el último mes a Lula da Silva, Mantega o Palocci. En el resto de la región no se produjeron noticias particularmente relevantes, salvo la presentación de presupuestos en Argentina y Chile y el primer revés a PPK por parte del Congreso peruano, de mayoría fujimorista.

 

 

Panorama económico

 

La tónica negativa vuelve a acentuarse con una nueva rebaja de previsiones para el año en curso. Tras el leve retroceso del 0,4% en 2015, el PIB regional agravaría su caída este año al 1,1% pero retomaría la senda de crecimiento el año que viene, con un avance del 1,7%.

 

  • La mayor caída regional este año, del 1,1%, se debe a todos los países salvo Perú, que mejoraría dos décimas. La fuerte recesión continuaría en Brasil (-3,5%) y se agravaría aún más en Venezuela, con un desastroso -9,7%. Argentina también volvería a negativo con una contracción del 1,6% motivada por la terapia de choque y los ajustes puestos en marcha desde la llegada de Macri. Mientras, en Chile, Colombia y México el PIB avanzará cerca del 2%, desacelerándose en 7,8 y 4 décimas respectivamente.
  • Los ajustes darían sus frutos en 2017 en paralelo a una recuperación de los precios y cantidades de las materias primas exportadas, llevando el avance regional al 1,7%. Sólo Venezuela continuaría en recesión (-3,0%) pero Argentina y Brasil saldrían de ella, con avances del 2,7 y 0,9% respectivamente. Por el lado de la Alianza del Pacífico el crecimiento se aceleraría 6 décimas en Chile (al 2,2%), 3 décimas en Colombia (al 2,6%) y medio punto en México y Perú, hasta el 2,6 y 4,0% respectivamente.
  • La inflación regional se disparará a cierre de año hasta el 43,4%, 23,6 puntos más que a cierre de 2015. No obstante, el incremento se debe a Venezuela, cuya descontrolada inflación podría situarse en el 565%. Sin este país, el agregado regional (LAT-6) marca una inflación del 9,0%, dos décimas inferior a 2015, aunque con resultados dispares entre países (una gran aceleración en Argentina compensada por el resto). En 2017, la inflación regional se moderará, salvo en México, que seguirá no obstante mostrando registros moderados. Así, esperamos una inflación en LAT-6 del 6,4% a finales del año que viene, 2,6 puntos inferior a la de este año (aunque superaría el 33% al incluir Venezuela, aún en hiperinflación).
  • El déficit fiscal sería aún elevado el año que viene (5,5%), pero mejoraría frente a la previsión del presente año (6,3%), gracias al ajuste cíclico por la vuelta del crecimiento. Y el déficit de la cuenta corriente regional promediaría el 2,3% del PIB en 2017, mejorando dos décimas el avance de este año.

Last Publications

Go to top