Las elecciones de diciembre en Venezuela

Las parlamentarias del 6 de diciembre (6-D) no son unas elecciones más: presentan tintes presidencialistas y podrían suponer un punto de inflexión en la historia venezolana. La oposición tiene una oportunidad real de obtener una mayoría holgada, incluso cualificada. Pero el oficialismo no se dará por vencido y se aferrará al poder, por lo que los riesgos de colisión política apuntan al alza. Con el modelo económico agotado –y que es inviable por el colapso de los precios petroleros– y en un contexto de polarización social y persecución política, la nueva etapa abre numerosos interrogantes y la incertidumbre será la nota dominante. El escenario central es de victoria opositora, aceptación a regañadientes del oficialismo, tensión e incómoda convivencia del nuevo legislativo con el ejecutivo y sus apéndices (el poder judicial, la administración o el sector empresarial y paraestatal) y negociación pactada de cambios al modelo, que si bien son inaplazables serán de escasa envergadura. Otros escenarios de ruptura y desestabilización (que podrían incluir, entre otros, la no celebración de comicios o la no aceptación de su resultado) son menos probables pero su materialización no puede descartarse sin más. 

 

Last Publications

Go to top