La crisis económica ha revelado problemas de andamiaje institucional en la eurozona. En este sentido, la raíz de la crisis, más allá del detonante vinculado al sector financiero, se encuentra en el diseño de un área con un única moneda y, por lo tanto, un tipo de cambio fijo que convive con una incompleta consolidación interna del mercado de servicios y de trabajo, lo que dificulta la absorción de shocks. Para intentar corregir parte de estos problemas o, al menos, identificar los riesgos se ha puesto en marcha un nuevo sistema de alarma temprana de desequilibrios. En este apartado se presenta el nuevo marco de supervisión macroeconómica.

Attachments:
Download this file (Informe Europa  (abr-12).pdf)Informe Europa (abr-12).pdf[ ]189 kB

Last Publications

Go to top