El plan de inversiones para Europa: descripción

El Plan de Inversiones para Europa supone una de las principales apuestas de la Comisión Juncker para esta legislatura

  • El programa pretende relanzar los niveles de inversión privada, para impulsar la creación de empleo, mejorar la competitividad y profundizar en el mercado único Europeo.
  • Se compone de: el Fondo Europeo para las Inversiones Estratégicas, el Centro Europeo de Asesoramiento para la Inversión y la Reserva Europea de Proyectos.
  • Los fondos anunciados que lo respaldan (21.110 millones) proceden, en su mayoría, de partidas comunitarias ya existentes y con su aplicación se espera un impacto de 1:15, hasta los 315.000 millones en total.
  • Una parte de ellos nutrirá un Fondo de Garantía que servirá para respaldar las actuaciones que realice el BEI en las inversiones del sector privado en proyectos específicos.
  • Para que el Plan resulte atractivo y eficaz se acompañará de reformas estructurales y cambios regulatorios.

El desarrollo legislativo avanza y se están cumpliendo las metas previstas

  • Los próximos pasos se dirigirán a la discusión de la propuesta de regulación realizada por el Parlamento y el Consejo y a la concreción de las directrices planteadas.
  • Se busca una mayor participación de los Estados miembros tanto a nivel de identificación de propuestas como de aportaciones adicionales al Plan, algo que se empieza a producir.
  • El papel del EFSI (Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas, por sus siglas en inglés) se ha visto respaldado por el BCE, al incluir este una partida en su QE.
  • Falta por ver cómo encaja el programa con los objetivos de los Estados miembros en torno al destino y la utilización de los fondos comunitarios.

 Aunque se ha presentado la propuesta de regulación del EFSI, falta el desarrollo de sus estructuras de gobernanza y la evaluación de proyectos

  • Se espera el nombramiento de los responsables que integrarán los Comités de Dirección e Inversión y la definición de los criterios a seguir para la evaluación de proyectos.
  • Una reciente propuesta del Ministerio de Industria ha permitido concretar el destino que van a tener parte de los fondos europeos en nuestro país. Sin embargo, es necesario todavía una mayor concreción de estas partidas.

 

El plan de inversiones para Europa: análisis

El Plan de Inversiones parte de la premisa de que existe un gap de inversión. Pero existe un gran debate sobre si existe y qué cuantía tiene

  • A diferencia de otras variables macro como el consumo o el PIB, que han recuperado los niveles previos a la crisis, la inversión se encuentra lejos de su máximo registro de 2007.
  • A favor de la recuperación de la inversión juega el efecto positivo de esta sobre el stock de capital y el crecimiento.
  • El pico de inversión alcanzado en 2007 en medio de una burbuja crediticia y los cambios demográficos cuestiona la magnitud del gap de inversión.
  • Los fallidos resultados de planes anteriores constituyen precedentes que ponen en cuestión el éxito que ha de esperarse del Plan de Inversiones.

Los expertos señalan varios puntos que deben aclararse, y que son claves para el éxito del Plan y sus posibilidades de reactivar la economía

  • Las dudas se plantean sobre cómo conseguir que el impulso público inicial se traduzca en un repunte de la inversión que suponga un impacto duradero en el crecimiento.
  • También, se cuestiona la limitada aportación de “dinero fresco” y si la inyección gradual de los fondos puede reducir la “potencia de fuego” inicial del EFSI y no animar lo suficiente a los inversores privados.
  • Los fuertes niveles de endeudamiento y el proceso de desapalancamiento en curso explican la tímida acogida del Plan por el momento.
  • Resulta difícil creer que la movilización de recursos adicionales sea un estímulo suficiente para la inversión privada, cuando el sistema bancario cuenta con capital suficiente y liquidez abundante (y, de hecho, creciente gracias al QE anunciado por el BCE).
  • Por el contrario, la tercera pata del Plan –las reformas estructurales y regulatorias– podría proporcionar garantías y dar confianza a los inversores.
  • El éxito del plan podría depender de las barreras regulatorias, los riesgos geopolíticos, la incertidumbre o la voluntad de los Estados, obstáculos difíciles de superar y alejados del campo de control de las instituciones europeas.

 

Last Publications

Go to top