Perspectivas económicas de España

El crecimiento se acelera levemente al 0,9% trimestral en el 1T15, y se espera un avance similar en el 2T. Ello eleva nuestra previsión anual, al menos, hasta el 2,8%.

  • Por el lado de la oferta, los indicadores cualitativos y cuantitativos de actividad sectorial muestran que el dinamismo prosigue en los servicios y apunta al alza, con diferente intensidad, en la industria y la construcción.
  • Por el lado de la demanda, se anticipa una composición del crecimiento entre enero y marzo similar a la del 4T14: nueva aceleración de la demanda interna privada, moderación del consumo público y aportación ligeramente negativa de la demanda externa.
  • La evolución del mercado laboral –empleo y salarios– sigue siendo positiva, aunque disímil según la fuente. Las señales mixtas y el desarrollo dispar de la recuperación se observan también en los datos financieros y externos, así como en la competitividad.

Los vientos de cola que impulsan la recuperación cíclica son en gran medida transitorios e irán desvaneciéndose con el transcurso del tiempo

  • Este es el caso de la rebaja impositiva activada en enero y ciertas medidas fiscales transitorias. Podría ser el caso también de la rebaja del tipo de cambio y de los precios energéticos, de cuya corrección al alza se aprecian señales incipientes.
  • Todos estos factores suponen, por ahora, un gran alivio y un importante sostén para que la recuperación prosiga, al liberar renta disponible de hogares y empresas y reducir la necesidad de financiación exterior.
  • Además, resultan decisivas a corto plazo la posición neutral de política fiscal (levemente expansiva incluso en respuesta al calendario electoral) y la orientación firmemente expansiva de la política monetaria, que además de propiciar una mejora sostenida en las condiciones financieras está ayudando a corregir la fragmentación en el seno del área.

Pero el balance de riesgos sigue sujeto a incertidumbres políticas y ciertos desafíos estructurales siguen sin atajarse, condicionando el recorrido de la recuperación  

  • El desapalancamiento privado debe continuar mientras el ajuste de la deuda pública y de la deuda externa neta no han comenzado siquiera. El ritmo esperado de crecimiento potencial apunta a la baja, el desbalance comercial no ha mejorado, la tasa de desempleo estructural es alarmantemente elevada y los índices de competitividad real muestran un retroceso en el último año y brechas aún importantes frente a nuestros socios del euro.
  • A ello se suman la fragilidad de las negociaciones en curso con Grecia, que aún no permiten descartar un accidente, y la fragmentación esperada en las generales en España, que configura un escenario nuevo e incierto de mayorías exiguas y necesidad de pactos.

 

Last Publications

Go to top