Spillovers entre los miembros de la eurozona

 

Este artículo analiza la propagación de perturbaciones en la eurozona (spillovers)

  • A los canales de trasmisión “tradicionales” (comercio y confianza) se unen otros de creciente importancia (financieros). Nos centramos en los dos primeros.
  • Estos canales han evolucionado con el tiempo. La integración del comercio ha ido a más en la etapa del euro, pero la crisis la ha detenido o ralentizado en diversos parámetros financieros y en la conexión de los índices de confianza entre países. Pese a ello, los tres canales parecen haber tenido un papel importante en la propagación de perturbaciones.
  • Los principales shocks analizados son de confianza, fiscales y de reforma estructural.

 

Los spillovers de confianza son relevantes

  • Un shock en la confianza del consumidor en un país parece impactar sobre el consumo en otros países de manera causal a través de su impacto en sus niveles de confianza.
  • La conexión de los índices de confianza entre los países centrales de la eurozona y entre los periféricos ha crecido, pero es cada vez menor entre ambos grupos. Ello podría explicar los spillovers de confianza entre los periféricos y la mayor resistencia de los centrales.

 

Los spillovers fiscales también son importantes

  • Un estímulo se filtra por el canal comercial aumentando las importaciones, tanto por un efecto demanda como por un efecto competitividad. Ambos operan en el mismo sentido.
  • La magnitud del estímulo parece depender de la reacción de la política monetaria (sobre todo cuando esta ya no cabe bajar más los tipos) y la debilidad cíclica de las economías (output gaps abiertos). En estos casos, el multiplicador de los spillovers crece.
  • Ello llamaría a coordinar el estímulo fiscal. Pero en la eurozona existen problemas para hacerlo, ya que solo los países centrales tienen espacio fiscal para emprenderlo.
  • Según las simulaciones, un estímulo fiscal del 1% del PIB en estas economías podría beneficiar a la periferia en 0,2 puntos. Los spillovers fiscales rondarían, así, el 20%.

 

Los spillovers de reformas estructurales, en cambio, son menores

  • Un paquete amplio de reformas se filtra también por el canal comercial aumentando las importaciones (efecto demanda) y reduciéndolas al tiempo (efecto competitividad). Ambos efectos se contrapesan parcialmente. Las simulaciones indican que los spillovers serían positivos (cercanos al 10%), pero requieren coordinar también las reformas.
  • Las reformas pueden tener, eso sí, un impacto enorme para quien las lleva a cabo.

 

La movilidad laboral y su importancia en la unión monetaria

 

Este artículo analiza la evolución reciente de la movilidad laboral en Europa y su importancia como herramienta de ajuste macroeconómico para la unión monetaria

  • En los últimos años el stock de inmigrantes en la UE27 ha disminuido por el regreso de inmigrantes no comunitarios a sus países de origen.
  • Desde 2004 la migración hacia el oeste de Europa ha crecido mucho por la entrada de los países del este a la UE. A pesar de ello, la movilidad laboral en Europa continúa siendo baja tanto entre países como dentro de ellos en comparación con EEUU, Canadá y Australia.
  • La baja movilidad se debe sobre todo a barreras administrativas como las trabas para reconocer titulaciones, subsidios y transferencias públicas no portables, costes elevados de vivienda o dificultad para acceder a empleo público, entre otros.

 

Los efectos de la movilidad laboral internacional son diversos

  • Los efectos positivos abarcan la reducción de descalces de oferta-demanda entre mercados laborales nacionales, la mejora del emparejamiento trabajador-puesto o el freno al envejecimiento demográfico de la fuerza laboral.
  • En el lado negativo destacan la pérdida de capital humano, en especial de los trabajadores de alta cualificación y las fricciones sociales y políticas en el país de acogida.

 

La movilidad laboral resulta una herramienta de ajuste macroeconómico de suma importancia en el contexto de una unión monetaria

  • Según la visión tradicional (mundelliana), los mecanismos de equilibrio para alcanzar un área monetaria óptima son el ajuste de precios y salarios reales, la movilidad plena de recursos productivos (capital y trabajo) y la centralización de la política fiscal. En la eurozona, la evolución de los costes laborales ha sido divergente entre núcleo y periferia, y la política fiscal no se ha centralizado por su complejidad política, por lo que la movilidad de factores y, en especial la del trabajo, resulta crucial para lograr un área monetaria óptima.
  • Nuevas hipótesis matizan la importancia de la movilidad laboral. Sugieren que esta sólo contribuye al ajuste cuando la naturaleza del shock experimentado por la economía es externo y asimétrico entre los distintos países de la unión monetaria, ya que los inmigrantes llevan no sólo llevan consigo su trabajo sino también su poder adquisitivo.
  • Los shocks externos no afectan a la demanda agregada del bien transable en la unión monetaria. El consumo y la oferta de trabajo se mantienen constantes y se reparten entre una menor población, aumentando la utilidad de quienes se quedan y no emigran.
  • En todo caso, ambas teorías reconocen la importancia de la movilidad laboral internacional como herramienta de ajuste por lo que puede ser mejor explotada para reducir los desequilibrios internos de la eurozona.

 

Last Publications

Go to top