• En julio se disparan las exportaciones y las importaciones en tasa interanual, tanto en términos reales como nominales.
  • En los primeros siete meses, las exportaciones acumulan un ascenso nominal del 1,6% interanual, muy inferior al de 2013 (5,2%). Las importaciones ascienden un 6,5%, mucho mayor que el retroceso en 2013 (-1,3%). En ambos casos se superan los registros de la eurozona, especialmente en el caso de las importaciones.
  • Pese a ello, parece que las exportaciones podrían reactivarse en lo que resta de ejercicio y las importaciones moderarse. La relajación del tipo de cambio del euro contribuirá de manera decisiva a este desequilibrio.
  • En déficit comercial acumulado a doce meses hasta julio se deteriora hasta los 23.053 millones (-2,2% del PIB), seis décimas más que en 2013. Este empeoramiento se debe, principalmente, a la caída del superávit no energético y del superávit frente a la eurozona.
  • El superávit de la cuenta corriente se ha evaporado, desde un 0,8% del PIB en 2013 a un -0,1% en el acumulado hasta junio. En el primer semestre al deterioro se concentra en los déficits de bienes y rentas, ya que el déficit de transferencias se mantuvo estable y el superávit de servicios siguió mejorando. La cuenta financiera privada tampoco deparó buenas noticias.

Últimas publicaciones

Volver