El sistema fiscal español presenta diversas deficiencias que han ido aflorando con la recesión, en especial desde el recrudecimiento de la crisis fiscal y de la deuda soberana en 2010. Pero gran parte del problema procede del colapso de la recaudación en la primera fase de la crisis (2008 y 2009), un hecho sin precedentes entre los países de nuestro entorno. Desde entonces España viene mostrando una posición más vulnerable en las variables relevantes -saldo fiscal total, primario y estructural, incremento de la deuda pública, etc.- no ya sólo frente al promedio comunitario (UE-15), sino incluso frente a los propios periféricos del Área del Euro (Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España, en adelante PIIGS). 

Últimas publicaciones

Volver