El pasado viernes el Ejecutivo y el Banco de España presentaban las conclusiones de los test de estrés bottom-up realizados por la consultora Oliver Wyman. Después de los tests up-bottom publicados con anterioridad al verano donde las necesidades de capital se situaban entre los 16.000 y los 62.000 millones de euros dependiendo de la adversidad de los escenarios, en esta ocasión se esperaba un análisis más detallado con información individualizada por entidad financiera. Bajo las nuevas estimaciones, la cifra queda enmarcada entre los 26.000 millones del escenario base y los 54.000 millones del entorno más negativo. 

Últimas publicaciones

Volver