Panorama político

 

La crisis política en Venezuela sigue agravándose y muy lejos de reconducirse. Tras la congelación del revocatorio a Maduro se produjo un asalto de los chavistas a la Asamblea y el inicio del “juicio político” al presidente por parte de la oposición. Un primer intento de diálogo entre las partes es poco esperanzador por ahora. Y aunque la crisis política persiste también en Brasil, la situación es más halagüeña en Perú y Argentina. Por su parte, la reanudación de la negociación entre el gobierno colombiano y las FARC se antoja incierto, mientras el proceso paralelo con el ELN no termina de arrancar.

 

 Panorama electoral

 

El desastroso resultado del PT en la primera vuelta de las municipales brasileñas volvió a certificarse en la segunda vuelta, celebrada el pasado 30 de octubre. Mientras, en las municipales chilenas, se impuso el centro-derecha de Chile Vamos sobre la Nueva Mayoría, en unos comicios que no permiten anticipar tendencias de cara a las presidenciales del año próximo, pero que son una antesala innegable de lo que podría ocurrir en ellas.

 

Panorama económico

 

La inesperada victoria de Donald Trump constituye un riesgo de primera magnitud para la recuperación regional a corto plazo. A medio plazo las perspectivas son inciertas y, hoy por hoy, adversas, ya que un replanteamiento de las relaciones políticas,  financieras y económicas (migratorias y comerciales, mayormente) puede acarrear riesgos importantes sobre el desarrollo regional.

 

  • El resultado inesperado puede traer una elevada volatilidad financiera, cambiaria y monetaria a la región. Las monedas se depreciarán y la entrada de capitales puede detenerse por la mayor incertidumbre y la huida de fondos a valores refugio. Y aunque a corto plazo la FED probablemente postergará la normalización de los tipos, a medio plazo es incierto prever qué puede ocurrir, al anticiparse que Yellen puede ser defenestrada al final de su mandato, poniendo en riesgo una política monetaria continuista.
  • Los mayores desafíos se concentran en el área comercial y de los flujos migratorios. Las promesas de Trump de denuncia del NAFTA inauguran una nueva ola potencial de proteccionismo, que alcanzará al TPP y al TTIP. Por su parte, la promesa de repensar restrictivamente la movilidad del factor trabajo puede conllevar efectos muy negativos sobre el empleo, la productividad, las finanzas públicas y las tensiones sociales y políticas en la región, muy especialmente en México.
  • En el frente fiscal la región sigue anunciando ajustes o reformas. La más importante fue la de Brasil, en donde la Cámara aprobó la enmienda constitucional para congelar el gasto real las dos próximas décadas. Mientras, el gobierno argentino anunció que el “sinceramiento fiscal” (amnistía) marcha por buen camino y PPK busca legislar para relanzar la inversión pública y ampliar la base de cotizantes atacando la informalidad, un mal endémico regional particularmente acusado en Perú. Además, el presupuesto colombiano para 2017 incorpora un proyecto de reforma fiscal para reducir el déficit en seis décimas, hasta el 3,3% del PIB.
  • La inflación regional (LAT-6, sin Venezuela) sigue suavizándose de forma paulatina. Tocó máximos en junio (10,8%), se redujo al 10,1% en septiembre y podría cerrar el año en el entorno del 9%, sustentada en la tendencia positiva reciente en Argentina, Brasil y Colombia. Ello ha llevado a las autoridades monetarias a mantener los tipos oficiales durante el último mes, salvo en Brasil, donde el COPOM acordó rebajar la tasa Selic por primera vez en tres años, en 25 puntos básicos hasta el 14,00%.

Últimas publicaciones

Volver