Inédito crecimiento de los flujos externos de mercancías en 2017: 8,9% las exportaciones y 10,5% las importaciones en términos nominales. Tras avances superiores a los de los últimos años, el pasado año se salda con récords absolutos con un dinamismo difícil de reeditar.

 

El deterioro de los términos de intercambio empeoran el déficit comercial nominal hasta los 24.700 millones, un 2,1% del PIB. Los precios de las importaciones crecen mucho más que los de las exportaciones, por la tracción de la demanda interna y el repunte de los precios del petróleo, apenas moderados por la apreciación del euro. Dicho aumento de los precios energéticos elevó la factura importadora, deteriorando el déficit comercial. Pero este deterioro se circunscribe al déficit energético, ya que el saldo no energético se mantuvo en superávit sin apenas cambios. Sin el componente energético, ventas y compras externas crecieron lo mismo: un 7,3% en 2017. También se mantiene el superávit frente a la eurozona, que ha crecido pero no ha podido compensar el deterioro del déficit frente al resto del mundo.

 

La apertura exterior de la economía española sigue al alza, rebasando ya el 50% del PIB (y alrededor del 65% si se suman las exportaciones e importaciones de servicios). Desde 1999 las ventas exteriores de bienes han crecido un 8,9% al año (168% acumulado), y las compras un 6,4% (122% acumulado) superando en ambos casos el 4,1% del PIB nominal. Además, las exportaciones continúan sobre la tendencia previa a la crisis, mientras las importaciones continúan muy por debajo, reflejando la insostenible cota al calor de la burbuja y la significativa diversificación posterior, que ha sido posible gracias a ganancias duraderas en la competitividad y a la mayor diversificación.

 

El déficit en 2017 alcanza los 29.913 millones en términos reales (-2,6% del PIB). Ello supone una mejora de medio punto frente a 2016, pero supera el desbalance agregado en 2012 (-1,9% del PIB) y 2013 (-1,5%). Si descontamos el componente energético, las exportaciones reales crecieron un 6,9% en 2017, casi el doble que las importaciones (3,9%).

 

España vuelve a ganar cuota mundial de exportaciones. Las exportaciones reales, en 2017, vuelven a superar con mucho las mundiales y las de economías avanzadas y emergentes, un año más.

Last Publications

Go to top