El techo de gasto y regla de gasto (30-jun-17)

 

  • Los primeros compases del año muestran que la reducción del déficit continúa a buen ritmo. Pese a ello, seguimos esperando un leve incumplimiento en 2017, con un déficit del 3,3% del PIB, dos décimas superior al objetivo. El superávit de los ayuntamientos compensará el desfase de la Administración Central, pero no el de CCAA y SS, que rondará una décima en cada caso.
  • El techo y la regla de gasto suelen confundirse, pero en realidad son muy distintos. Analizamos ambos conceptos y estimamos rangos aproximativos para 2018.
  • El techo de gasto del Estado seguirá cayendo posiblemente en 2018, como en los últimos años. En 2015 se recortó en 4.200 millones (-3,2%), en 2016 otros 5.700 millones (-4,4%) y en 2017 unos 5.100 adicionales (-4,1%). En 2018 estimamos un rango que va desde caídas del 3,6% (-4.251 millones) si la recaudación fuera Baja a una leve subida del 0,4% (497 millones) si fuera Alta. El techo podría salirse de este rango por distintas razones como la recaudación, los ajustes contables, la financiación de CCAA y CCLL o una eventual desviación del déficit en 2017.
  • Con Recaudación Media, el techo podría caer un 1,6% (-1.877 millones). Ello no impediría necesariamente poder realizar nuevas actuaciones de gasto, pues al mismo tiempo que cae el techo de gasto el Estado ahorraría entre 2.000 y 4.000 millones entre intereses y prestaciones por desempleo. Existiría así un espacio de hasta 1.900 millones para financiar nuevas políticas.
  • Mientras, el Gasto Computable de la Administración Central, a efectos de la regla de gasto, podría subir en 2018 un 1,9% (unos 1.960 millones). Podría crecer incluso un 2,3% (casi 2.470 millones) sin comprometer el cumplimiento de la regla. Así, el espacio para nuevas actuaciones de gastos oscila entre los 2.000 y los 2.500 millones. Y en este caso, no tiene sentido añadir ningún ahorro cíclico, debido a que la forma de calcular la regla de gasto ya lo tiene en cuenta.

Last Publications

Go to top